Salud dental

Nuestros dientes y encías saludables son una tarjeta de presentación que todos aprecian si son hermosos y saludables. Además, los dientes sanos no provocan ningún otro problema de salud (corazón o espalda por ejemplo) y es más fácil comer bien y disfrutar de una buena comida. Numerosos problemas pueden afectar la salud de la boca, pero un buen cuidado debe mantener los dientes y las encías fuertes a medida que envejece. Los dientes están cubiertos con una capa externa dura llamada esmalte. Todos los días, se acumula en los dientes una fina película de bacterias llamada placa dental. Las bacterias en la placa producen ácidos que pueden dañar el esmalte y causar caries y caries. Cepillarse los dientes y usar hilo dental puede prevenir las caries, pero una vez que se forma una caries, su dentista debe repararla.Salud dental

  • Comer bien y de forma saludable

Según médicos y dentistas, la acción más importante que se puede tomar para mantener la salud bucal es mediante una dieta saludable. La dieta más saludable consiste en alimentos integrales no contaminados, el 80% de los cuales son verduras y frutas crudas y orgánicas.

  • Cepille sus dientes dos veces al día con pasta dental con flúor

Cepillarse los dientes después de las comidas principales asegura que no queden residuos de alimentos en la boca que generen acidez y alimenten a las bacterias que causan las caries.

  • Use hilo dental una vez al día

Especialmente antes de irse a dormir es muy importante limpiar bien los dientes, que permanecerán en contacto con los restos de comida durante al menos 8 horas. Ocho horas es mucho tiempo para que las bacterias hagan su trabajo y arruinen nuestros dientes. Además, el mal aliento por la mañana no es un problema si te cepillas los dientes y la boca correctamente.

  • Visite a su dentista regularmente para un chequeo y limpieza

Visite a su higienista dental o dentista una o dos veces al año para un chequeo. Los chequeos dentales cada seis meses controlarán eficazmente la salud dental y garantizarán que no haya proliferación de enfermedades en la boca. Asimismo, si ya tiene un problema bucal, su dentista podrá tratarlo temprano si se descubre pronto.Salud dental

  • Deja de fumar

Fumar aumenta el riesgo de enfermedad de las encías. Fumar puede hacer que sus dientes se vean amarillentos y también le da mal aliento. Fumar también te hace respirar por la boca y afecta la producción de saliva, y ambos pueden afectar tus dientes. Sin embargo, además de los dientes, fumar también tiene efectos negativos en la mayoría de los órganos del cuerpo, lo que significa que tiene muchas más razones para dejar de fumar.

  • Beber mucha agua

El agua ayuda a eliminar los alimentos y las bacterias que quedan dentro y alrededor de la boca. También neutraliza la acidez que puede erosionar el esmalte dental y debilitar los dientes. Adquiera el hábito de enjuagarse la boca o hacer gárgaras con agua después de las comidas para poder sacar todos los trozos sobrantes de la boca y acelerar el proceso de revitalización de los dientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *